Lunes, Septiembre 20, 2021
   
Texto


'Sedación: Esa delgada linea roja'

Como es natural, los vocablos médicos, como los de cualquier otra actividad profesional en la que no se esté ducho produce cierto desvalimiento, desconfianza… Y en el ámbito de la salud especialmente, por tratarse de una cuestión que nos afecta a todos, seamos del ámbito sanitario o ajenos a él.

El sustantivo “sedación” ha sido, durante siglos, un vocablo inocente, amable, que los médicos de innumerables generaciones han utilizado bondadosamente, para aliviar los dolores de pacientes gravemente enfermos y/o en trance de muerte. Y esa ha sido, hasta nuestros tiempos la intención de ese tratamiento, a sabiendas- como en tantas otras ocasiones- que no se iba a lograr la curación ,pero sí cumplir con uno de los deberes médicos:”Curar, cuando es posible; aliviar y consolar, siempre”. Esa ha sido, en efecto, la intención de la práctica de la sedación medicamentosa, para la que se utiliza un ”procedimiento” que consiste en la prudente prescripción de la dosis de un determinado medicamento, generalmente de origen opiáceo. La buena praxis médica, consiste en administrar la dosis mínima que logre el resultado propuesto, esto es, el alivio de las dolencias.

Los médicos que utilizan esos medicamentos saben perfectamente que hay una “delgada línea roja” que delimita el efecto terapéutico deseado de la actuación iatrogénica, que es el efecto negativo ,peligroso, de la actuación médica , con depresión de la actividad respiratoria o cardíaca cuando la dosis aplicada sobrepasa la acción deseada.

Así ha sido durante siglos… Millones de médicos de toda época han tenido que pisar esa delgada línea roja a sabiendas de los riesgos que afrontaba. En sus conciencias y sentido del deber, han tenido que sufrir - en solitario- esa responsabilidad, libremente asumida en sus juramentos o promesas, a sabiendas de que ni el paciente, ni la familia ni la sociedad tiene derecho a decidir sobre la acción médica de la vida o la muerte..

Pero, si hasta este siglo, la sedación era un vocablo amable, inocente, en nuestro tiempo se ha tornado en una amenaza.

Ya resulta frecuente que, ante un enfermo en supuesta o real”fase terminal” se le pregunte o se le sugiera a la familia “si se le administraba la sedación” ¡como si ese médico necesitara autorización para la correcta administración de la sedación inocente”. Esa es una sedación cuya intención es producir la muerte “por compasión”, utilizando una dosis superior a la terapéutica

Esa sedación ”homicida”, debe cambiar de nombre para salvaguardar la bondad e inocencia de la otra, de la verdadera.

Y quienes la practican, también de nombre: “tanatologistas”

 

Cero euros invertidos de 556.621 posibles.


Presupuestos participativos del año 2.017 en la diputación de El Algar:
Adecuación Edificio Casa Rubio, 356.256 €.
Acondicionamiento parque calles Lobo y José Nondedeu, 107.000 €
Cubierta de pista deportiva en colegio San Isidoro, 93.365 €

  • Suma de los tres proyectos.... 556.621 €
  • Dinero invertido por apoyo vecinal a los presupuestos participativos ... 0 €


El Algar está lleno de buenas gentes, lo sé porque viví allí tres décadas y media..., pero en él moran también "sinvergüenzas y caraduras", y no hay que ignorarlo...

Yo defino como sinvergüenza a la persona que carece escrúpulos y pudor, y también cuando lo hago de manera despectiva me refiero a la persona que antepone sus intereses personales a los generales de la ciudadanía, perjudicando con sus acciones o inacciones los intereses de la mayoría de residentes y vecinos de El Algar.
 
Llamo caradura a aquella persona que dice que yo no soy algareño, pese a saber ciertamente que me crie, eduqué, estudié y viví en El Algar más de 35 años de los cuarenta y tantos años que tengo.

También soy cartagenero, pues nací en el Rosell en 1.973 (ese Hospital Público casi cerrado que hay en el número 61 del Paseo Alfonso XIII, hoy convertido tristemente en poco más que un ambulatorio).
 
Dicho lo cual, hay que ser ruin y miserable ir diciendo que yo no soy algareño. Y lo más  "gracioso" (irónicamente hablando), es que quienes lo han ido diciendo, luego son los que se “rasgan” las vestiduras o dicen que se “parten el pecho por nuestro pueblo…", pero de boquilla.., eso sí, porque a la hora de la verdad, se ocultan, se esconden o no dan la cara, y sólo actúan, cuando lo hacen, movidos por intereses políticos (quizá también personales y/o económicos) que les beneficien o por órdenes del partido político al que se deban.  Es triste…, pero así es la vida política en El Algar. Rastrera.
 
Eso sí, muchos de esos “salvapatrias” están en casi todos "los saraos" del pueblo, asociaciones, colectivos sociales, etc., "a esos", no los esperes defendiendo los derechos constitucionales que beneficien a El Algar, noooo, ahí no estarán, pues sus partidos "se lo prohíben" (o no los autorizan), y ellos, cual siervo sumiso, no le discute "a su señor" nunca nada..., solo asiente, obedece sin rechistar, y, si tiene que hablar o decir algo, casi siempre lo hará para manipular, tergiversar o mentir, pero no para hacer cosas que aporten riqueza o beneficios al pueblo.

Yo lo intenté, pero no me dejaron..., y un día deberán responder porqué los 8 restantes vocales de la Junta Vecinal "dejaron" escapar la inversión de 556?.621€ que MC ofreció en 3 proyectos para la Diputación de El Algar en los primeros presupuestos participativos de la historia del municipio de Cartagena, los de 2.017, intuyendo que cuando gobernara el PSOE el consistorio, éste no estaría interesado (como luego se demostró) en desarrollar los presupuestos participativos.
 
"Luché lo indecible para que existieran", y lo hice desde donde había que hacerlo, desde la Junta Vecinal como vocal de ésta, al igual que lo hicieron mis compañeros de MC, desde el Gobierno Municipal, donde ostentaba la alcaldía los 2 primeros años MC y José López era Alcalde, y fue gracias a ello que por gestión exclusiva de MC, se consiguió que existieran (o existan, no sé la situación de los mismos ahora) los presupuestos participativos, pese a los impedimentos del PSOE usó por frustrar e impedir su creación, saliendo adelante éstos sólo gracias a la perseverancia de MC y al voto de calidad del Alcalde López, que deshizo el empate a tres votos en la Junta de Gobierno celebrada el día 07 de Octubre de 2.016.
 
Escribo este texto ahora, en pleno confinamiento, desde la independencia de un ciudadano libre, comprometido con su pueblo y muy enojado y enfadado con lo que estoy viendo que está pasando en él, porque les pese a quienes les pese, soy tan algareño como ellos y no me pienso callar ante las patrañas y atropellos que se están cometiendo allí, y que tienen como único fin que algunos "mantengan sus privilegios" a costa del resto de los algareños y algareñas.
 
No hay campaña electoral a la vista, ni pido el voto en El Algar para ningún partido a día de hoy, pero podría haberla si Ciudadanos se cansa de ser "el títere" (a mi me gusta llamarlo "el colaborador necesario") del PP en el Gobierno Regional y junto a PSOE le presenten una moción de censura a López Miras.


 

Pág. 2 de 192

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information