Domingo, Octubre 24, 2021
   
Texto


Que tornen los soñadores

Ya los campos van perdiendo su color;

en profunda agonía callado va quedando

el canto del ruiseñor;

ya no juegan los ríos ni hacen sortilegios

con los reflejos de la mañana,

ni hablan los árboles dejando sus palabras: hojas de alegría,

volando - casi bailando - y llegando para ti.

Ya no saludan las auroras

en despertares hijos de la esperanza;

ya no espera ninguna mirada la Luna,

ningún recuerdo fruto sagrado de promesa alguna.

Que tornen los soñadores

que tornen los que de la vida hicieron bandera,

los que de ilusión pintaron de nuevo azules de mar y cielo;

que tornen los que abrazaron y sintieron;

los que sanaron con lágrimas de alegría

caras de miradas perdidas,

como hijos bastardos del dios Jano,

en cuerpos doloridos y retorcidos por tanto abuso

en mitad de tan ingente e indecente tropelía.

¡Que tornen los soñadores!

Los que escriben con el alma;

los que cantan con la voz del corazón;

los que ya salieron y los que ya llegaron;

los que luchan por ser y por estar;

¡que tornen los soñadores!

aquellos que van dejando un beso en cada huella,

y en cada huella un lugar donde mirar y descansar.

¡Que tornen los soñadores!

los que van mirando y mirando soñando van;

aquellos que buscan la paz

en los ojos del otro;

los que nunca se cansan de volver,

aquellos a los que siempre lloramos

por volver a conocer.

 

Versos de sueños y vida perdida

Absorto en el instante preciso

del silencio abrazado a su suspiro,

queda el poeta a solas,

libre de su cárcel,

perdido entre anhelos que lo arrastran

sucumbiendo entre ribazos de ilusión.

Una lágrima escondida

en el vacío que se siente;

una extraña sensación con sabor a libertad;

una voz entre susurros que abre las ventanas del alma

para escapar y volar,

sellando de mágicos colores

la tristeza construida en otro mundo llamado ayer.

Buscan las manos en aparente rebeldía

perderse entre los aromas

bañados por el sol de la mañana;

acariciar el recuerdo envuelto de su sonrisa,

sellar con la mirada otro silencio

concebido de sueños y acaso de vida perdida.

 

Pág. 63 de 70

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information