Jueves, Octubre 28, 2021
   
Texto


¿Y ahora qué?

Pacto de tres ‘anti López’ para una gobernabilidad, socialistas a los que parecen quedar pocas horas como tales, seguidores de MCC cabreados…  Y con todo este panorama, aún queda lo importante: un municipio por gestionar. El ‘todo es posible’ anida en Cartagena y más en el pantanoso terreno de la política.

No es lo mismo ser profeta que opinar a ‘toro pasado’. Hoy, tras el 15J, todo parece tener su explicación. Uno se remite al artículo de opinión que escribí de ‘Los enemigos de mis enemigos son mis amigos’ (pinchar aquí). Creo que al final ha influido en el frente gestado para que José López no vuelva a la Alcaldía. También los conflictos internos del PSOE, que son legendarias desde hace décadas en este partido y ahora no iba a ser menos, pues un movimiento crítico hacia Castejón se estaba abriendo paso por no ganar las elecciones y haber recibido menos votos municipales que Diego Conesa en los comicios regionales. No sé si el enroque de la galilea se veía venir, pero lo ha hechoy sigue ahí. Se ha saltado la obligación de plantear a los militantes cualquier pacto, por lo que el PSRM no ha tardado en abrir el expediente y ayer, en Los Alcázares, el líder regional ya se refería a ella como “ex compañera”. Blanco y en botella. En base a lo que unos dicen y otros escuchamos, tiene su lógica pensar que los seis ediles de la polémica podrían pasar a ser grupo mixto, quedando desligados de un PSOE que tendrá que recomponer fichas, pero ya pensando en dentro de cuatro años.

Para Cs y PP el pacto es otra cosa. Los primeros estarán en el gobierno municipal pese a perder un edil con respecto a la legislatura anterior y los segundos recuperarán, durante dos años, el gobierno municipal que perdieron tiempo atrás. Por cierto, esto de repartirse las alcaldías parece que es una moda que empieza a recorrer la geografía nacional tras haber funcionado ‘convulsivamente’ en esta tierra. Para MCC sólo queda el respaldo popular de sus simpatizantes y la resignación, pues lo sucedido está dentro del juego político. En 2015 no gobernó el PP teniendo mayoría y ahora tampoco lo hará MCC. ¿Es justo? Simplemente, es política, donde el imán de tener el poder atrae con mucha fuerza a costa de lo que sea.

La cuestión es que Cartagena ya tiene gobierno municipal. Sus políticos deben responder ahora a sus votantes y, en general, a toda la ciudadanía. Lo que de verdad importan son los hechos por encima de la verborrea de las explicaciones de unos y de los enfados de otros. Recordemos que estamos en Democracia y que nada es eterno. Aquí los cargos sólo duran cuatro años. Después, los vecinos volvemos a votar y a decidir.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information