Jueves, Octubre 28, 2021
   
Texto


Estar en Cartagena con mente sucia

¿Tanto cuesta poner cada uno de su parte para que Cartagena esté limpia? No digo esto por el reciente estudio de la OCU que coloca a la ciudad como la sexta más sucia de España. En absoluto, pues ni me lo creo ni me lo dejo de creer. Me quiero referir a lo que he visto en Semana Santa en contraste al arduo trabajo de los equipos de limpieza.

La Semana Santa es muy especial en esta tierra por muchos aspectos. Uno de ellos es la atracción de visitantes de otras tierras, tanto los de barrios y diputaciones que se acercan al centro como los del geográficamente 'más allá', a quienes se le quiere ofrecer una ciudad bonita y aseada, pero que no siempre es así.

Durante las procesiones he pasado por zonas del casco antiguo llenas de basura en el suelo, especialmente algunas terrazas, donde las servilletas de papel, colillas y otros enseres se acumulaban en exceso. Me pregunto: ¿tan complicado es que los hosteleros coloquen unos contenedores de mayor o menor tamaño e inviten con carteles a los clientes a no tirar objetos al suelo? Y luego, si se produce, pues a pasar la escoba. No han sido todos los locales, pero sí un buen número de ellos y como son tantos..., pues se veía mucha basura.



Lo de sacar botellas y vasos fuera de los locales... ¿está prohibido o no? En algunas calles se acumulaban los vídrios en ventanas y suelos. ¿Es éste el botelleo urbano? Por ejemplo, en la Noche del Encuentro, poco antes de la recogida de la procesión, pasé pisando cristales rotos por la calle del Cañón y me dije: ¡Menos mal que con la amenaza de lluvia no ha pasado por aquí el desfile pasionario!

Y he visto a las cuadrillas de limpieza con escoba y recogedor en manos, pues no era accesible entrar con máquinas, pero no tardaban en 'brotar' la basura por donde acababan de pasar. Qué pena. Como me decía un amigo: "También con los impuestos de los que vivimos fuera de la ciudad pagamos esta limpieza y duele que sea para casi nada, porque en donde vivimos la echamos de menos".  

Si queremos la Semana Santa hay que salvaguardarla entre todos y haciendo uso de ella sin civismo no vamos por buen camino.

Todo lo que he visto no es bueno para Cartagena, ni para los procesionistas, ni para los propios hosteleros... 'Cría fama y échate a dormir', que dice uno de los sabios refranes.

Pienso que todos (autoridades y ciudadanos) podemos poner de nuestra parte, pero lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está 'ferpecto'.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information