Sábado, Enero 16, 2021
   
Texto


Prisión en Valencia para la falsa enfermera que quería llevarse un bebé del hospital Santa Lucía

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia condena a Trinidad V.S. (a quien se observa en la cámara de seguridad del Santa Lucía) a año y medio de prisión por un delito de detención ilegal en grado de tentativa al tratar de llevarse a un recién nacido del hospital de la Fe de Valencia, lo que sucedió el 13 de marzo del año pasado. El mismo día que por la mañana había llevado a cabo la misma acción en el hospital de Cartagena, pero este asunto está en una causa que instruye aparte un juzgado de la ciudad trimilenaria.


  • Noticias relacionadas:

Buscan a una mujer que trató de llevarse un bebé que no era suyo del hospital de Santa Lucía

La Policía sospecha que la ‘falsa enfermera’ buscaba objetos de valor y dinero

Detienen en Valencia a la joven que intentó robar un bebé en Santa Lucía

Imputan a la ‘falsa enfermera’ un delito de detención ilegal en grado de tentativa

Prisión para la ‘falsa enfermera’ para frenar su afán de robar bebés


En Valencia, la Fiscalía solicitaba una pena de tres años y medio de prisión para esta joven que entonces contaba con 21 años de edad. Durante la vista oral, la ahora condenada reconoció su acción en Valencia, donde iba con una bata blanca que había cogido en el complejo hospitalario de Cartagena, pero matizando que sólo tenía como intención tocar al bebé y “sentir su calor”, además de que por la mañana, en su visita al hospital de Santa Lucía. Entró en una habitación donde estaba una pareja con su hija recién nacida y les dijo que tenía que llevársela para que se le practicasen unas pruebas del talón. Los padres eran médicos y se extrañaron de ver a una enfermera con la bata abierta y con calzado de calle, además de que esa prueba ya se le había efectuado. La chica salió alegando que iba a consultarlo y regresó volvió a decir que se tenía que llevar a la pequeña, pero la madre avisó al control, que dieron la alerta a los vigilantes del centro.


Trinidad llegó a entrar en tres habitaciones (en una desistió al ver muchos familiares y en otra la embarazada no había dado aún a luz) y el tribunal considera que esa “insistencia” refleja que su intención era la de llevarse a un bebé. Tampoco aprecia el trastorno psicológico que expuso la defensa. Contra la sentencia cabe recurso.

Respecto al asunto de Cartagena, Trinidad dijo en el juicio que había estado con una familiar que había tenido un hijo, pero que lo tuvo poco rato, quedándose con ganas de tener a un bebé más tiempo, pues se trata de una persona que ha sufrido dos abortos y un embarazo psicológico.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 


Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information